Se alinearon los planetas. Se lucieron las estrellas.

December 26, 2017

 Todo el mundo sabe que el pádel está teniendo una época de gloria, con un desarrollo internacional incipiente, con un circuito profesional cada vez más espectáculo. Y en este marco, Belasteguín/Díaz son los reyes, los que dominaron 14 de los últimos 20 años, llegando a marcas que va a ser difícil de igualar.
Pero los que peinamos canas vimos, en el siglo pasado (tacho "siglo pasado" y pongo hace veinte años, así no parece tan viejo), algo muy parecido. Como que esta actualidad, 90% española, es un deja vu de aquel momento, 99% argentino. Y ese momento también tenía sus reyes. También estaba la pareja que sumaban más que dos, que salían en las revistas no-deportivas, que los paraban en la calle para pedirles autógrafos.


Esa pareja, también combinación del habilidoso con el luchador, era la de Lasaigues/Gáttiker. Roby y el Marciano fueron, en los ´90. lo que Juan y Bela a partir del 2000.
Y el viernes 22, en el coqueto Racket de Palermo, se alinearon los planetas. Parecía imposible, pero se dio. Hasta la lluvia, que había amenazado con arruinar la velada, cuando se dio cuenta de la importancia del evento, esperó un poco.

Lasaigues/Gáttiker vs. Belasteguín/Díaz. Las dos mejores parejas de la historia, los cuatro mejores jugadores que dio nuestro deporte. Los únicos que fueron reyes indiscutidos, se juntaron por primera vez en la cancha. Y los que seguimos al pádel de cuando era paddle sentimos un escalofrío. A alguno se le cayó una lágrima, que por supuesto no se vio. Otra vez ver en la cancha la salida de pared del Marciano se juntó con la elegancia de Roby. Otra vez los mejores de la raza de Los Fundadores volvieron a medir. Y era como si hubiesen jugado juntos hasta ayer.
Un chico en la tribuna le preguntó al papá," ¿porqué el señor de la derecha se queda en el medio y no sube bien a la red?" "Porque es el Marciano". Sin muchas explicaciones.

Y enfrente, la otra leyenda. Los mejores de esta reverdecer 90% español, pero con mucho de argentino en la sangre. El N1 indiscutido, el que cambia de compañero y sigue siendo N1, se volvió a jugar con El Señor de los Reflejos. El que hace las cosas imposibles, las cosas que no se hacen.

"El profe me dijo que si el globo es corto tengo que retroceder, ¿porque el señor de la derecha se planta en la red igual?" "Porque es Juan Martín, hijo" El profe tiene razón, eso no se hace, o mejor dicho, lo hace solamente él. 

¿El resultado? Ah, sí, Bela y Juan, con sus paletas de madera (vieja Head Génesis para Bela, nueva Conqueror 6.0 "Retro" hecha para la ocasión Juan) ganaron en super tie break por 22/20, y después Ale y Bela le ganaron 6/4 a Roby y Juan el set. Pero eso es lo de menos. Esta vez, de verdad, el resultado es lo menos importante. Lo importante es que se alinearon los planetas, y pudimos disfrutar de las mejores estrellas que dio nuestro deporte, todas juntas en la misma cancha.

 

Guille Russell

Please reload

Please reload

J. ramirez de velasco 536 - caba - argentina

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon