Parejas 2018, se viene un año apasionante.

January 8, 2018

 

En automovilismo, a esta altura del año, ya todos los pilotos saben en qué escudería corren el año que viene. Viene la etapa de la prueba, de adaptar el auto, de ponerlo a punto.
En pádel, las parejas ya están. Y ahora viene la misma etapa: la de empezar a entrenar juntos, la de ponerse a punto como pareja. Claro, los pilotos que no cambian de escudería tienen la ventaja de que ya se conocen, lo mismo pasa con las parejas (pocas) que siguen juntas. Y la más destacada, claro, es la uno. Los Reyes siguen juntos, y eso, como si lo necesitaran, les da un plus.
Atrás de ellos, la hecatombe. Además de los N1, de los de arriba solamente siguen juntos Cristian y Stupa, los bahienses y Tello/Chingotto. El resto, todos cambiaron. Y las combinaciones 2018 no parecen, a priori, comprometer el uno, pero si prometen una gran lucha entre ellos. Si no pasa nada raro, el 2018 debería terminar con los mismos N1 que el 2017 (y que todos los últimos años), pero nadie se puede animar a decir quién puede quedar de dos. 
Hay cuatro o cinco parejas que tranquilamente podrían ocupar el lugar de escolta, pero además, hay que sumar que el ranking ya no tiene la estabilidad de hace un par de años. La llegada de la nueva ola hace que haya muchas posibilidades de sorpresas. Los Lebrón/Belluati (que salen de siete) o Chingotto/Tello (de diez) vienen en ascenso, y eso va a hacer que las sorpresas estén a la orden del día.
Pero hay otro punto más, otro "efecto" de la nueva ola. Los jóvenes que entran a los puestos de arriba desplazan a históricos que todavía están en carrera. Eso hace que, además de las parejas que luchan para entrar a la zona de Master, haya muchas parejas de experiencia y buen nivel, afuera de los puestos de arriba, que tranquilamente podrían sumarse a la pelea. Fuera del Top Ten hay parejas como Grabiel/Lijó, Quiles/Allemandi, Nerone/García Diestro o Jardim con el joven Tapia. ¿Sería sorpresa verlos en alguna definición de torneo? Claro que no.
Pero los números son estrictos, y va a haber diez parejas que arranquen arriba la temporada. Vamos a repasarlos:

 

1ª Belasteguín/Lima.
Por supuesto, los Reyes conservan el uno, y no parece que haya muchas posibilidades de que lo pierdan. Es más, en este baile de parejas, da la sensación que los candidatos a destronarlos jugaron para ellos.

 

2ª Maxi Sánchez/Sanyo Gutiérrez.
Los puntanos se vuelven a unir, y, aunque dicen que segundas oportunidades no son buenas, puede que éste no sea el caso. A Sanyo se lo ve mucho más maduro, y eso puede aportar mucho equilibrio a la pareja.

 

3ª Paco Navarro/Juan Martín Díaz.
Sin dudas, la pareja que todos estamos esperando. Seguramente los primeros torneos van a ser la clave, si consiguen acoplarse de entrada, y meter buenos resultados, pueden dar mucho. Paco está encantado de jugar con su ídolo, JMD está encantado de volver al ruedo con el 3 del mundo, pero la presión va a ser mucha, el riesgo es que cualquier cosa por abajo del dos sea tomado como un fracaso. Los primeros cinco torneos, en los que JMD cuenta con ránking protegido, van a ser la clave.

 

4ª Cristian Gutiérrez/Stupaczuk.
Segunda temporada de una pareja que ya está asentada. Obviamente Stupa está en franco crecimiento, y Cristian, como dijimos el año pasado, encontró la motivación que hacía mucho no tenía.

 

5ª Mati Díaz/Ale Galán.
Galán es el jugador joven español con más proyección, llamado a estar muy arriba en el ránking, que viene de hacer pareja con JC Belluati, otro jugador joven como él. Seguramente la experiencia y el orden de Mati Díaz le van a aportar mucho. Sufren haber quedado afuera de los primeros 4, por lo que pueden encontrarse con los de arriba en cuartos. Los sorteos de los primeros torneos van a ser clave. Ojo con esta pareja, muy buena combinación.

 

6ª Lamperti/Mieres.
Se conocen de memoria, Lamperti bancó al amigo en la mala, después de un año con muchos problemas por la lesión, y terminaron en muy buen nivel.

 

7ª Lebrón/Belluati.
Dos jóvenes con gran progresión, Juan Cruz ya consiguió meterse en varias definiciones, y eso le da un plus de experiencia. Una pareja agresiva, que puede ganarle a cualquiera, pero que tienen que buscar el equilibrio.

 

8ª Godo Díaz/Cepero.
El gran Godo viene de un buen año, y Chiqui viene en ascenso. Hay que ver cómo resuelve Godo el hecho de tomar más cancha, con el consecuente desgaste físico. Algo que con el zurdo Capra tenía más controlado.

 

9ª Moyano/Capra.
Una pareja muy agresiva, con dos jugadores que defienden y atacan por igual. Lamentablemente quedan afuera del codiciado Top 8, pero la diferencia es poca con las dos parejas que la preceden. Va a ser una muy interesante pelea en los primeros torneos para ver quién se queda en posición de Master.

 

10ª Tello/Chingotto.
Hasta hace 5 minutos Fede y el Gatito estaban compitiendo en el circuito argentino, y en poco tiempo ya se mezclan con las de arriba. Clásica combinación de revés muy agresivo con derecha de excelente defensa y armado. Los espera una gran temporada, y seguramente la aspiración es la de meterse en zona de Master.

 

Arranca la temporada. Los que pueden, no se pierdan el espectáculo en directo, los que no, aprovechen el streaming.

Sea como sea, se viene una temporada apasionante, tenés que estar.

Tags:

Please reload

Please reload

J. ramirez de velasco 536 - caba - argentina

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon