Padel en Formosa

February 1, 2018

Pádel en Formosa

La fiesta inolvidable en un día para el recuerdo

 

 

 

El 24 de enero de 2018 no fue un día mas. La cálida Formosa nos esperaba con su exuberante belleza natural, con su clima tropical, sus ríos, sus variadas especies de aves, su fauna salvaje, su historia, su presente, sus beneficios y sus problemas endémicos. Argentina en definitiva, tan cautivante como contradictoria. Formosa recibía el mejor pádel del mundo.

Un grupo de entusiastas muchachos llenos de pasión, amor y compromiso con el pádel, enrolados en AFORPA, desde abril pasado soñó con “tirar la casa por la ventana”. Ese cúmulo de voluntades y locura pensó que apostar a la excelencia movería los cimientos un tanto adormecidos del pádel lugareño. Esa idea casi demencial tuvo eco inicial en autoridades provinciales. Acusaron recibo pero con reservas. Ariel trataba de decirles a los cuales debía convencer que el evento movería algo así como 500 personas. Evidentemente sus perspectivas basales eran de vuelo bajo. Los que decidían no medían con exactitud la envergadura del evento.  Aún en ese número pobre con que comenzó la charla, las autoridades que rigen los destinos de los formoseños confiaron en este minúsculo pero perseverante grupo de visionarios.

 

Mario Romay, otrora jugador de básquet que brillara en Quilmes de Mar del Plata con el Huevo Sanchez como coach, hoy transita su vida ligada al deporte pero desde otro prisma. Nadie le puede transmitir lo que se siente dentro de un campo de juego, él fue protagonista, sabe de que se trata la pasión. Desde el comienzo Romay fue un bastión en quien poder apoyar semejante proyecto, el cual se fundamentaba con la particularidad de usar el mítico estadio “Cincuentenario”. Sí o sí .

El borrador radicaba en generar un día a puro pádel dentro de esa mole de cemento y con una cancha de vidrio en el medio. De locos. Allí hipotéticamente había que hacer una serie de competencias regionales y traer a cuatro de los mejores exponentes del World Pádel Tour. Ni mas ni menos.

 

La fiesta tuvo su génesis en rescatar los valores locales. Federico Fleitas y Reinaldo Mariño, este último campeón sudamericano con la Selección Argentina en Chile y top-ten del AJPP,  contaban con gran adhesión popular. Pero una lesión le impidió a “Rey”estar en su casa demostrando sus progresos, aunque la felicidad la había conseguido días antes al recibir el premio al mejor deportista del año, según los periodistas especializados.

Llamaron a un tal “Bocha” para que hable, hable y hable.

¿Quiénes serían entonces los actores protagónicos del plato fuerte del evento?. Debían ser figuras excluyentes del World Pádel Tour que aún estén en el país antes de encarar la temporada 2018 en tierras españolas. El abanico de posibilidades era enorme y rico, jugoso, tentador.      

La elección terminó siendo otro acierto de los “AFORPA BOYS”. Buscaron la pareja  2 WPT 2018 en su vuelta como binomio jugando su primer partido en esta segunda etapa juntos. Sanyo y Maxi dieron el sí, el “picado” se estaba armando lindo. Pensaron en el ex campeón argentino, oriundo de Castelli, Chaco. El otrora “Superpibe” que se abrió camino a “machetazo limpio”, sensación en el círculo superior internacional, vecino de la zona, era el otro indicado. Otro punto alto del hipotético match que estos locos querían hacer. El joven jugador que cambió la manera de jugar al pádel, el que le dio otra vuelta de rosca a la historia. Sus movimientos felinos, su andar agazapado y su explosión en el aire lo han convertido en un fuera de serie. Faltaba ocupar el último casillero.

Tres grandes exponentes sin dudas. Pero faltaba la dosis imprescindible de show, el jugador distinto por carácter, por personalidad, por convocatoria, por historia, por carisma, características no excentas de poseer un envidiable ránking que sostiene con hidalguía y constancia. Su producto, su marca registrada cuajaba de manera ideal en este partido armado como orfebres, como luthiers. El apuntado, el indicado, el nominado era el platinado, el bahiense que hace delirar multitudes, que genera participación activa con la gente: Miguel Lamperti. El “poker de ases” estaba completo.

 

Con todos los planetas alineados, el objetivo como organizadores era conseguir voluntades, adhesiones, almas y cuerpos voluntariosos que se sumaran al trabajo silencioso previo al evento. Convocatoria en toda la provincia, en Corrientes, en Chaco, en Paraguay. Trabajo de hormiga en cuanto a la difusión de la fiesta, insistir, convocar, redes, el boca en boca, todo era necesario para llegar al corazón popular y darle al “Cincuentenario” el marco acorde a su envergadura.

24 de enero de 2018. En la húmeda e inestable mañana formoseña sobrevolaba un “pájaro metálico” desde la capital de los argentinos. Los densos nubarrones en las alturas conspiraban a que esa nave se moviera como una cocktelera. Allí se encontraban 3 de los 4 mostruos del pádel. El platinado se transformaba a medida que los pozos de aire dejaban una estela en el firmamento. Su pelo y su cara tenían el mismo color. Maxi y Sanyo le hablaban al bahiense como si nada ocurriera. El que habla, habla y habla seguía escuchando a Black Sabbath como si el metal fuera un antídoto ante esta situación nada alentadora. Por allí y como una bendición de “San Corcuera”, apareció Formosa en nuestro horizonte. Como si fuéramos los expedicionarios de Colón con sus tres carabelas pensamos  ¡¡¡tierra!!!!. Gracias a Dios.

 

A partir de allí una constelación de fotos, muestras de afecto y firmas que se sucedían entre los fanáticos que esperaban en el viejo aeropuerto. Para ese entonces Lamperti ya había recuperado el color que minutos antes había perdido.

Visita protocolar a las autoridades provinciales, almuerzo largo y a la acción. Frenético ritmo de tareas. Lamperti y su prometida “clinic”, en el “Cincuentenario” jugaban la final de sexta y luego la final de primera que se convirtió en un maratón de tres horas ganado por el local Freitas y el “tolito” Aguirre.

Sorteos, música, color, calor y pasión de estas 2.500 almas que vinieron a ver una fiesta inolvidable sin desembolsar un solo centavo.

Los “4 fantásticos” divirtieron y se divirtieron. Fueron 3 set apoteóticos. Miles de selfies, admiración, respeto por la figura de estos íconos del pádel mundial.

Sanyo Gutierrez y Maxi Sanchez no sólo volvieron por ser puntanos y amigos, volvieron para  tratar de destronar el reinado de Lima y Bela. Lamperti seguirá con Mieres buscando regularidad y puntos para seguir  estando en una posición respetable. Stupa continuará con el mago Cristian  Gutierrez luego de un muy buen 2017.

 

Vimos nivel de elíte. Sanyo y sus toques que lo distinguen. Maxi y su profesionalidad admirable,. Franco que parece haber recuperado  su sonrisa y la frescura que lo marcan tal cual es: auténtico. Miguel haciendo todo lo que le conocemos, brindándose a pleno para con la gente, el soberano.

24 horas de sacudones, amistad, buena comida, emoción, hospitalidad y buen pádel, el mejor.

Formosa y AFORPA sacaron patente de excelentes anfitriones y de organizadores de eventos de este calibre, de esta envergadura. Prueba superada con creces. Expectativas ampliamente cubiertas.

Ariel, Sergio y compañía van por mas. Embriagados del éxtasis que produce el éxito personal y corporativo, sus desafíos continuarán. Saben que vinieron a su casa 4 fuera de serie, que estuvieron 24 horas trepidantes y dejaron su sello inconfundible de magia y humildad.

Please reload

Please reload

J. ramirez de velasco 536 - caba - argentina

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon