Bocha despide a Maqui

March 12, 2018

 

No pudo ganarle a su peor rival
Todavía me parece verlo con esos shorts pequeños y una figura esbelta ingresar a “La Manzana” a disputar alguno de esos partidos que marcaron una época en Mar del Plata. Una cancha mixta con gran parte de muro y algo de vidrio, el embrión de la “panorámica”. Cientos de personas en Independencia y Alvarado. 
Veo a ese deportista de figura estilizada ingresar con paso firme y paletero al hombro en la primera versión de “Los Naranjos”.
Vislumbro entrar a “Mi Club”, hoy Colegio Einstein, con su pinta y su corrección a cuestas.
Percibo y me acuerdo la llegada de este deportista cabal a “Play Time”, otra de la cunas de este deporte.
Me sitúo en Juan Bautista Justo y Edison, el Superdomo. Cuatro mil personas, el partido de la historia. Con protagonistas cambiados, pero la misma magia, el mismo respeto. 

 


A 25 años del primer Mundial de Pádel, este correcto exponente del deporte nacional junto a Pablo Rovaletti  consiguen el sub campeonato por parejas y son campeones mundiales con la selección en España.
Pinceladas, recuerdos, imágenes, golpes, movimientos, miradas, copas, torneos, viajes, notas, triunfos, derrotas…siempre una conducta, dentro y fuera de los 20 y 10.
Cuando las rodillas y los tobillos no dieron más, el doctor ocupó su vida, siempre ligado al deporte.   
El tenis y la Copa Davis con Orsanic como capitán. Título histórico para el tenis nacional. El doctor presente a excepción de la final. El caballero, el “señor pádel”, ya ahí estaba jugando su partido mas bravo.
Noviembre de 2016, La Rural, World Pádel Tour. Minutos antes de la final Bela-Lima vs Sanyo-Paquito. Himno y delante de la red una foto inolvidable con grandes protagonistas de la historia, una constelación de estrellas. El exquisito drive apenas le empataba a “la parca”. Su aspecto y su presente le daba chance para un tie break. La sensación general no era buena.
Noviembre de 2017, La Rural, World Pádel Tour. Sonrisas, fotos, sol, vida, amigos, compañeros, un trago, recuerdos, anécdotas, ilusión de ganar “su partido”. Cuando parecía que el partido mas difícil de su vida se encaminaba a una larga definición, los imprevistos, la fatalidad, el juego perverso de la vida y la muerte, lo puso ante una definición complicada, no pudo levantar ese game vital. Como en la pista, en la cancha, su espíritu de lucha inclaudicable marcó también esta etapa.
Con la paleta, con la pala, como quieran denominarla, fue un caballero, un señor. En un ámbito de raquetas fue un caballero, un señor. En la medicina fue un caballero, un señor.  Se fue Javier Maquirriain, dejando un sello de una época gloriosa del pádel mundial, siempre con preceptos claros e inconfundibles. Sin estridencias, sin anuncios rimbombantes, con perfil bajo. Así se fue.

Please reload

Please reload

J. ramirez de velasco 536 - caba - argentina

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon