Acá estamos

July 8, 2018

 

Bela y Lima llegaron a Valencia con la posibilidad de perder el liderato del ránking, pero desde el primer partido dejaron en claro que no le iba a resultar tan fácil a los puntanos. Solamente en cuartos, que necesitaron de dos tie breaks para sacar a Lamperti/Mieres, pasaron algún sobresalto en su camino a la final. Inclusive en semis mostraron muy aceitadas sus armas, ganando sin atenuantes a los campeones de Valladolid, Mati Díaz y Ale Galán, por un más que contundente 6/1 y 6/2. 
Por la parte de arriba del cuadro, para Sanyo y Maxi no fue tan fácil. En cuartos sacaron en un doble 7/5 a Alex Ruiz y a La Bestia Gómez Silingo, cada vez más cerca del Gómez Silingo que todos conocemos, y en semifinales pasaron un gran susto ante Navarro/Díaz: set abajo con paliza y 3/1 en el segundo, con Juan Martín y Paco jugando todos los torneos un poco mejor. Sin embargo cuando el 4/1 parecía estar al caer, con el doble quiebre que hubiese sido el virtual cierre del partido, los puntanos se acordaron que son la mejor pareja en lo que va del año y remontaron un resultado que parecía sellado.

 


La final de Valencia era la final que cualquier torneo quiere: las dos mejores parejas del ránking, peleando por el primer puesto, la que ganaba quedaba uno. Pero desde el segundo game, Bela y Lima dejaron en claro que están de vuelta: ningún game para los aspirantes en el primer set: 6/0 contundente. ¿En el segundo podía pasar lo de la semi, donde Sanyo y Maxi dieron vuelta un partido que parecía perdido? Podía, pero no pasó. Sanyo y Maxi se cansaron de buscar variantes, de intentar encontrarle la vuelta a un partido en el que no podían dar pie. Enfrente, Bela y Lima demostraron porqué son los uno. Dejaron muy en claro que están de vuelta, o en realidad que nunca se fueron

Please reload

Please reload

J. ramirez de velasco 536 - caba - argentina

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon