El 1

July 8, 2018

 

Bela no venía teniendo un buen año. Un sólo título en cinco torneos es muy poco para lo que Los Reyes nos tienen acostumbrados. No se lo veía al 100%, lesiones, bajo nivel, y, lo más raro, falta de actitud. Lo más raro porque eso es lo que lo caracteriza, lo que lo destaca. Lo que lo hace marcar la diferencia.
"A mí me gusta tener la pelota en los últimos segundos y cuando vamos perdiendo por uno" le escuché alguna vez a Ginobili. Y eso es lo que marca la diferencia entre los grandes deportistas y los grandes. Bela sintió el aliento en la nuca de Maxi y Sanyo, la mejor pareja en lo que va del año, y que si ganaban este partido se adueñaban del uno. Eso fue suficiente, la máquina de jugar al pádel necesitaba de ese combustible para ir a Valencia, y volvimos a ver el dos de oro en la cara de Bela. 
El domingo al mediodía español, mañana temprano para Argentina o Brasil, todos nos preparamos para el gran momento. Un partido que valía mucho más que un partido. Era un título Master, eran 1700 puntos para un ránking caliente, era el uno. Era un pedazo de historia.
Imagino un aperitivo antes de comer en España, imagino un café caliente en Argentina. Con más expectativa que un mundial de fútbol que ya terminó para la roja y la albiceleste, todos esperaban la final de Valencia ante su pantalla favorita. Y como una pelea de boxeo en la que el noqueador define todo en el primer round, Bela y Lima no tuvieron contemplaciones con los aspirantes al uno. Padel Retro tendría que ayudarnos a revisar el historial del mejor circuito del mundo, para encontrar una final tan contundente. Con un aplastante 6/0 y 6/2 los Reyes no solamente conservaron el uno, sino que dejaron bien en claro que a los puntanos, o a los que quieran aspirar al tope, no les va a resultar tan fácil.
Volvimos a ver la mejor versión del mejor jugador de la historia, con la actitud, la presencia, la intensidad que todos sabemos que tiene, y que hace unos meses tenía guardado. Guardado para este momento.

Please reload

Please reload

J. ramirez de velasco 536 - caba - argentina

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon